¡Dime que flores llevas, te diré que novia eres!

Existe un lenguaje concreto para las flores (conocido como floriografía) que tiempo atrás las novias conocían bien. Tanto es así que escogían el tipo de flor que más se ajustase al mensaje que quisieran transmitir. Así si una novia llevaba, por ejemplo tulipanes; nos estaba hablando de un amor sincero. Si eran francesillas nos hablaba de seducción, orquídeas deseo, peonías timidez etc…

Seguir lendo